24/10/2014   Eventos   Vínculos    Registración      Trigo     Soja      Maíz     Girasol      Guía Agropecuaria    Inicio

 

13/10/2004

Perspectivas del Mercado Mundial de Maíz.
Análisis del IICA Argentina

La evolución casi óptima de los cultivos en el Hemisferio Norte va materializando las expectativas de una gran recuperación de la producción mundial de granos. En el caso de maíz, en su reporte del 12 octubre, el USDA revisó significativamente sus proyecciones sobre el mercado mundial de maíz 2004/05. El exceso de demanda que se venía proyectando hasta septiembre ha sido reemplazado por un excedente de producción de 6 millones de toneladas.

Las proyecciones para la producción global de maíz fueron aumentadas en más de 19 millones de toneladas con respecto a las del mes pasado, situándolas en 683,74 millones. Así, en los últimos cuatro meses la previsión de la producción mundial para el nuevo ciclo acumula una corrección de 40 millones de toneladas, a partir de una mayor producción esperada en Estados Unidos, principalmente, y en China. El USDA también aumentó la proyección para el consumo mundial en 7,2 millones de toneladas con respecto a la del mes pasado, acumulando una corrección de 13,5 millones de toneladas en los últimos 4 meses. Tanto la producción como el consumo global (677,7 millones de tn) alcanzarían récords históricos. La gran novedad que presenta este informe es que, a diferencia de los anteriores, prevé un aumento en las existencias mundiales luego de 4 años de caídas consecutivas.

Las existencias finales proyectadas en octubre (100,7 millones de toneladas) resultan un 46% mayores que las proyectadas en junio. La relación stock/consumo, del 14,9%, refleja un balance menos ajustado que el del ciclo anterior. Aún así, se trata de niveles muy bajos de stock/consumo, todavía inferiores a los registrados en los últimos 30 años.

En el caso particular de Estados Unidos, que abarcaría el 43% de la producción y el 67% de las exportaciones mundiales, las relaciones stock/consumo y stock/exportaciones se proyectan más elevadas que en los últimos dos ciclos. Las muy buenas condiciones climáticas y el estado de los cultivos (el 74% presenta condiciones de buenas a excelentes) llevaron a que en los últimos cuatro meses el USDA incremente en 30,5 millones de toneladas su proyección para la producción estadounidense. Así, se encaminaría hacia un récord de producción de 295 millones de toneladas, fundamentado por un incremento notable en los rendimientos.

La proyección de la cosecha de China fue aumentada a 122 millones de toneladas (2 millones más que en septiembre y 7 millones más que en junio), aunque el USDA no efectuó cambios en las exportaciones, a las que mantiene en 4 millones de toneladas. El consumo doméstico, que se ubicaría en un récord de 133 millones de toneladas, generaría una nueva caída en las existencias chinas (-15 millones).

Con respecto a la oferta sudamericana, el nuevo reporte del USDA mantiene sin cambios las proyecciones de producción y exportaciones de la Argentina (15,5 millones de tn y 11 millones de tn, respectivamente), mientras que redujo en 500 mil toneladas la producción de Brasil (43 millones) y mantuvo en 4 millones sus exportaciones.

Las previsiones de consumo e importaciones de los principales importadores mundiales (Japón, Corea del Sur, México, Egipto, Sudeste Asiático y UE) fueron reducidas en 600 mil toneladas, aunque también la producción (-400 mil tn).

Aunque el impacto de estas proyecciones sobre el precio mundial del maíz es claramente bajista en el corto plazo, las señales sobre la evolución de los precios en los próximos meses aún no están del todo claras. Por un lado, el mercado estadounidense se encamina hacia un récord notable de producción y a un balance de oferta y demanda más holgado que en los últimos dos años, lo cual impone un techo a los precios mundiales. A su vez, el cambio en la tendencia de las existencias contribuye a la configuración de un escenario bajista. A esto debe añadirse la previsión de una mayor oferta de forrajes sustitutos compitiendo con el maíz. Por otro lado, existen algunos elementos alcistas, que podrían atenuar la presión sobre los precios, ya que la relación stock/consumo seguiría siendo baja. El comportamiento del clima en Sudamérica y su impacto sobre la siembra en Brasil y la Argentina podrían, en cierta medida, agregar también una cuota de volatilidad a los precios, si la producción fuera menor a la esperada. Otro factor relevante será el grado final de competencia del maíz chino en los mercados mundiales. Finalmente, más a mediano plazo, el continuo aumento de los precios del petróleo y la incertidumbre e inestabilidad en Medio Oriente podrían determinar aumentos en el consumo de etanol en los Estados Unidos, dando lugar a una demanda doméstica de maíz mayor a la esperada.

A nivel local, la perspectiva de un destacado desempeño de la actividad pecuaria en sus diversas ramas, para atender una demanda internacional creciente, aumentaría la demanda local de alimentos balanceados. También crecería la demanda externa por maíz argentino y se espera que, ante la menor competencia china y brasileña, la Argentina se consolide nuevamente como segundo exportador mundial. Estos factores atenuarían las presiones bajistas que podrían surgir por la expectativa de un crecimiento importante de la producción y del saldo exportable.

 

 

 
Términos y Condiciones de Uso      Política de Privacidad

Copyright 2000-2014 - Todos los derechos reservados
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 506866.

 

Manos x Hermanos : Ayudanos a Ayudar
 

Buscar en el Sitio

Búsqueda personalizada

 

Olivicultura de Precisión

 OLIVICULTURA DE PRECISION
Descarga Gratuita
 
170 págs.