1/8/2014   Eventos Vínculos El Tiempo Registración Conózcanos Contacto Inicio

Ing. Agr. Ricardo Melgar (*)


Sacándole el máximo provecho a su inversión en fertilizantes para maíz

Autor: Ing. Agr. Ricardo Melgar
Proyecto Fertilizar - INTA Pergamino
  

Los fertilizantes nitrogenados han sufrido un aumento considerable en el precio, debido a la estrecha relación mundial de oferta y demanda. El aumento mundial en la producción de alimentos ha generado una mayor demanda de fertilizantes que no ha dado tiempo todavía a la oferta a reaccionar con mayor producción. Hay que recordar que la puesta en marcha de una planta de urea tarda por lo menos 5 años desde que surge la idea hasta comienza a funcionar.
 

Es un commodity, no está relacionado 100% su precio de venta al costo de producción. Este aumento de precios ha hecho reconsiderar a los productores sus planes de manejo, disminuyendo las dosis de N, o inclusive provocando cambios en sus objetivos de siembra pasando a sembrar mas soja, cultivo que no demanda afectando de esta manera las rotaciones. En este articulo analizamos información que le ayudará con esas decisiones.

El caso del fósforo, al tratarse de un nutriente cuyo manejo se planifica en el largo plazo, cualquier desviación debe evaluarse muy cautelosamente. Es importante mantenerlo en su nivel óptimo para lograr el uso más eficiente del N que se aplica, con mayor razón cuando se decide en un escenario de precios en suba.

  
La dosis optima de N para esta campaña

La dosis óptima de N en una función de producción es aquella que ante niveles crecientes de N, el último nivel de N o agregado marginal, se paga por el aumento de rinde que produce esa dosis de N marginal. Para este análisis utilizaremos los datos de una curva hipotetica de respuesta al N generada por el modelo SUR (CERES), tomando como base condiciones estándares de manejo, un híbrido simple de 1er nivel, y los datos de suelo y de la serie climática de Lincoln, (Bs.As). Con los datos de rendimientos generados se ajustó una función de rendimiento en función del N aplicado, que sirvió para el cálculo de la dosis económica. Para esta última se tomo el precio futuro de maíz del MATBA de abril 2006, menos 20 % de gastos de comercialización.

Figura 1. Curvas de respuesta al Nitrógeno en maíz en Lincoln (Bs.As.), rendimientos y aumentos marginales de producción por unidad de N. A. 

  

Figura 2. Variaciones del ingreso bruto, (maíz a $ 77,5 menos 20 % de gastos de comercialización), de costo del N ($ 0.36 /kg), del margen bruto y margen bruto marginal. Basado en curvas de rendimiento de la Figura 1

    

Figura 3. Dosis óptimas de N para maíz con varios precios de N. Basado en curvas de rendimiento de la Figura 1 y precio de maíz US$ 77.5/t, menos 20 % de gastos de comercialización.

  

La figura 2 ilustra el impacto de un mayor precio de N en la dosis óptima de N para maíz a $77.5/t. Basado en las curvas de respuesta de la figura 1, puede observarse que cambios importantes en el precio del N no cambian significativamente la dosis optima económica.

Los datos de la tabla 1 se basan en los mismos datos de la Figura 2, para maíz a $ 77.5/t. Estos datos sugieren una reducción de alrededor de 2 a 3 kg de N/ha por cada 10 centavos de aumento de precio del N por kg, lo que es equivalente a un aumento de US$ 45 por t de urea. En este escenario, disminuir la dosis de N para ajustarla al aumento de 10 centavos por unidad de N, resultaría en una disminución de rinde menor a un quintal /ha.

 

Tabla 1. Efecto del cambio del precio de N en la dosis de N necesaria para alcanzar el optimo económico de rinde y su efecto en el rinde al cambiar la dosis de N.

Precio Urea

Precio N

Dosis Optima

Costo N

Rinde a la D.Optima

Ingreso Bruto

Relación Precios

$/t

$/kg N

kg N/ha

$/ha

T/ha

$/Ha

N/Maíz

200

0.43

114

50

10.39

644

7.0

230

0.50

113

57

10.38

644

8.1

260

0.57

112

63

10.37

643

9.1

290

0.63

111

70

10.36

643

10.2

320

0.70

110

77

10.35

642

11.2

350

0.76

109

83

10.34

641

12.3

380

0.83

108

89

10.32

640

13.3

Precios en US $. Maíz MATBA Abril 06: $ 77.5/t. Comercialización 20 % 

 

Esto no significa que el margen no cambiará si sube el costo del N: si el precio se mueve desde $ 260/ t (57 cent/kg) de urea a $ 350 /t (76 cent/kg) implicará una reducción de la dosis de 113 a 109 kg/ha pero el costo de N por hectárea subirá US$ 20/ha, ó de 63 a 83 $/ha y el rinde decrecerá levemente representando unos 2 dólares menos de ingreso bruto/ha. Por lo tanto un aumento del precio de N reducirá efectivamente el margen de ganancia, pero reducir la dosis de N puede ser una reacción equivocada.

  
Balancee el N con aplicaciones adecuadas de Fósforo (P) y Azufre (S)

Existen evidencias crecientes de disminución de niveles de P adonde las aplicaciones no son suficientes para compensar el retiro de los granos en la cosecha. El fósforo, así como el azufre y los micronutrientes deben estar en sus niveles óptimos para maximizar la eficiencia de utilización de N por el cultivo. No es muy inteligente perder potencial de rinde debido a que los niveles de P o S no son los adecuados.

El Nitrógeno y el Fósforo incrementan recíprocamente su absorción en presencia del otro, en especial en la fertilización de arranque. Altos niveles de P en la planta ayudan a transferir la energía necesaria para asimilar el N en los compuestos orgánicos como aminoácidos, proteínas y enzimas que son criticas para el crecimiento de las plantas. El fósforo es esencial para todos los procesos de conversión de energía en las plantas.

Niveles adecuados de S ayudan a una utilización más eficiente del N. Debido a que la proporción de proteínas de base S, como cistina y metionina son constantes en las especies, un suministro limitado de S lleva a la acumulación de otros compuestos nitrogenados, como amino azúcares que no son convertidos en biomasa.

Sin un aporte adecuado de P y S para balancear el N, la fotosíntesis y la asimilación del N se reducen, se retarda la madurez fisiológica y disminuye el rendimiento. Si no hay fósforo suficiente el potencial de rinde no se logra aun cuando se apliquen cantidades sustanciales de N, por eso mantener la fertilidad de P es crítica para maximizar la respuesta al N. Este es quizás el mejor consejo que se le puede dar a un productor en estos días.

  
En un ambiente de escasez

Para considerar todas las situaciones, y sacar el máximo provecho del N aplicado deben contemplarse alternativas. Es posible que el productor tenga establecida una proporción definida de gasto de fertilizantes que no se quiere superar, o bien que el productor no disponga de capital o crédito para adquirir la cantidad de fertilizante nitrogenado estimado para toda la superficie. Deberían considerarse las siguientes sugerencias en la planificación de manejo del N

  • Fertilice toda la superficie, aun con una dosis menor. No deje de fertilizar algún lote, ya que la respuesta al N aplicado es mayor en las primeros kg aplicados. Asigne el fertilizante disponible en todos los lotes porcentualmente a la cantidad de producto disponible.

Como se mostró antes, reducciones en las dosis de aplicación del 10 o del 20 % tendrán un impacto mínimo en los rendimientos. Sin embargo, no aplicar N como se muestra en la figura 1 resultará en disminuciones de rinde de hasta 3 t/ha.

  • Evalúe cuidadosamente los créditos. Nuevamente el análisis de suelo es la mejor inversión para planificar el uso de fertilizantes. Determinar cuanto N tiene en el suelo, le permitirá saber en cuanto deducir la dosis. Los campos después de soja, en el mes previo a la siembra varían mas del 200 % sus contenidos de N-nitratos, según haya sido el escenario de temperatura y precipitaciones durante el invierno.

  • Aproveche para roturar esa vieja pastura degradada. En la planificación de uso de la tierra, las pasturas se le asignan cuatro años, cuando muchas veces luego de 2 o tres, queda muy poca alfalfa. Adelantar la rotación le significará disminuir su requerimiento de N para el maíz. Muchos estudios han demostrado que un maíz a continuación de un buen alfalfar no necesita fertilizante nitrogenado. Con el mismo razonamiento, un campo que viene de soja, requiere al menos 20 kg/ha de N menos para el maíz, que otro que viene de girasol, trigo, o maíz.

  • Así como ya muchos productores saben que la soja rinde entre 4 a 5 q mas cuando viene de un maíz en relación a otro que sucede a otra soja. Los mayores rendimientos de maíz también se obtienen adonde se rota maíz con soja, en relación a los resultados donde el maíz es un monocultivo. En Argentina no es común que los productores hagan monocultivo de maíz, excepto quizás bajo riego, pero evidencias similares en contra del monocultivo se encuentran en Illinois EEUU. En este caso debería aplicar al menos 10 kg de N más por ha.

  • Los costos fijos son normalmente elevados y para disminuir su impacto se deben obtener altos rindes. Use practicas de producción evaluadas: La eficiencia de uso del N debe optimizarse con niveles de pH por encima de 6, y los análisis de suelo indican un nivel optimo de P disponible para ese tipo de suelo.

  • En lo posible, inyecte el UAN o incorpore la urea en el suelo. Para una aplicación superficial al voleo, incorpórele dentro de los 2 o 3 días con un cultivador o un disco. Si no fuera posible la incorporación aplique la urea o el UAN dentro de uno o dos días de una lluvia pronosticada o riego.

  • En aplicaciones de superficie al voleo, evite aplicar urea o UAN cuando las temperaturas sean altas y/o el suelo esté húmedo en superficie y se está secando rápidamente. Perdidas importantes por volatilización ocurren en estas condiciones.

  • Divida las aplicaciones de N. Aplique entre uno y dos tercios del total calculado para el potencial de rinde esperado antes o durante la siembra, preferentemente como se dijo bajo condiciones que favorezcan su incorporación al suelo. El restante aplíquelo en bandas entre los 30 y 40 días desde la emergencia (V-4 a V-6). Es posible también variar la cantidad de esta aplicación con un análisis de N-NO3 en este estadio. Si el valor de N-NO3 es mayor a 20 ppm no aplique N ya que la probabilidad de respuesta será baja. Este manejo maximizará la utilización de N por el cultivo y reducirá la chance de perdidas significativas de N por desnitrificación o volatilización.

  
Planifique para un Buena Campaña

Todas las decisiones de manejo deben tomarse en anticipación a un buen año. Seguir las mejores practicas de manejo favorecerá el mayor margen de un buen año y lo protegerá mejor de perdidas cuando surjan los problemas. No es posible anticiparse que problemas específicos aparecerán en su cultivo, pero un rebote de precios lo puede tomar mucho mejor prevenido para mejorar su potencial de rinde si parte de una buena situación inicial.

Un trabajo reciente del INTA Pergamino demuestra que el maíz es un cultivo de alta respuesta a la tecnología, y en general el uso de fertilizantes no interacciona con los distintos genotipos. Híbridos caros responden tan bien a la fertilización como los híbridos de costo más modesto. Y los retornos son proporcionales al capital invertido, es decir , hay paquetes tecnológicos de maíz para todos los presupuestos.

  

  

Biblioteca


(*) Ingeniero Agrónomo, Ph. D en Ciencias del Suelo. Efectuó su trabajo doctoral en la Universidad de Carolina del Norte (EE.UU). Se desempeñó como Coordinador del Sub-Programa de ámbito Nacional de Manejo de suelos para Zonas Húmedas, con sede en la Estación Experimental Pergamino.

Desde 1996, es Coordinador del Proyecto Fertilizar y editor de la Revista Fertilizar, publicada por el proyecto. En su actividad profesional ha publicado más de 50 artículos en revistas científicas y más de 100 de divulgación técnica en el área de suelos y fertilización de cultivos.

 

 

 
Términos y Condiciones de Uso      Política de Privacidad

Copyright 2000-2012 - Todos los derechos reservados
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 506866.

 

Manos x Hermanos : Ayudanos a Ayudar
 

Buscar en el Sitio

Búsqueda personalizada

 

Olivicultura de Precisión

 OLIVICULTURA DE PRECISION
Descarga Gratuita
 
170 págs.

 

   

.: publicaciones :.

 
¿Vamos al grano?
 

285 págs.
Más Información...