21/10/2014   Eventos   Vínculos    Registración      Trigo     Soja      Maíz     Girasol      Guía Agropecuaria    Inicio

Ing. Gustavo Ferraris


Estrategias de Inoculación en Soja

Autores: Ings. Agrs. Gustavo Ferraris y Lucrecia Couretot Proyecto Regional Agrícola-CERBAN. 
Area de Desarrollo Rural INTA EEA Pergamino. 
Av Frondizi km 4,5 (2700) Pergamino
Año 2008 
 

Introducción

El nitrógeno (N) es el nutriente requerido en mayor cuantía por todos los cultivos. Deficiencias de este elemento reducen severamente los rendimientos, al restringir la expansión foliar durante las primeras etapas del ciclo, y afectar la fijación de granos en el período reproductivo. La soja, lejos de escapar a esta tendencia, es una de las especies que mayores cantidades de N necesita acumular durante su ciclo, ya que se trata de un cultivo con elevado contenido de proteína en sus granos. La bibliografía menciona requerimientos que oscilan entre 60 y 80 kg N por tonelada de grano (Andrade et al., 1996; EMBRAPA, 1993; Ferraris, 2001; García, 2000; González, 2000; Scheiner et al., 1999). Para cubrir tal demanda, además de la absorción del nutriente desde el suelo, esta y otras especies de la familia de las Leguminosas han desarrollado el mecanismo de la fijación biológica de N (FBN), a partir de la asociación con bacterias del suelo pertenecientes a la familia de las Rhizobiáceas (Racca, 2002), en el caso de la Soja Bradyrhizobium japonicum.

El objetivo de este ensayo fue evaluar el efecto sobre la nodulación y el rendimiento de diferentes estrategias de inoculación – sobre semilla a la siembra, preinoculado o chorreado en surco- sin o con uso de fungicidas y/o protector. Hipotetizamos que estas estrategias tienen la capacidad para mejorar la nodulación y con ello el rendimiento del cultivo, en comparación con un testigo no inoculado.

 

Materiales y métodos:

El ensayo se implantó el día 11 de diciembre de 2007 en SD, sobre un trigo cosechado el día anterior. El sitio experimental registra una rotación agrícola continua con varios cultivos de soja en la secuencia. La variedad sembrada fue Nidera A 4613 RG, en hileras espaciadas a 52,5 cm. El sitio experimental fue fertilizado con 120 kg ha-1 de superfosfato simple de calcio (0-9-0-12S) incorporado en bandas al costado de la línea de siembra. La fertilidad del sitio era media, con 2,6 % de MO y 12 mg kg-1 de P Bray.

El diseño del ensayo fue en bloques completos al azar con cuatro repeticiones. Los tratamientos evaluados se detallan en la Tabla 1:

Tabla 1: Tratamientos evaluados en el ensayo

Denominación

Inoculante

Forma
de aplicación

Fungicida

Protector

T1- Testigo

Testigo

 

 

 

T2- Desab Max DS 2 ml/kg semilla

Inoculado dosis simple (DS)

2 ml/kg

 

 

T3- Desab Max DD 4 ml/kg semilla

Inoculado dosis doble (DD)

4 ml/kg

 

 

T4- Desab Max DS 2 ml/kg + Curasemilla

Inoculado DS + fungicida

2 ml/kg

Si

 

T5- Desab Max DS 2 ml/kg semilla + Curasemilla + Protector

Inoculado DS + fungicida + protector

2 ml/kg

Si

Si

T6- Preinoculado Desab Max DS 2 ml/kg semilla + Curasemilla + Protector

Preinoculado DS

2 ml/kg 7 d.a.s.

Si

Si

T7- Inoculado en surco Desab Max 400 ml/ha

Inoculado en surco

400 ml/ha

 

 

 

En el estado V3 se realizó una evaluación de infectividad, considerando infectivas aquellas plantas con más de tres nódulos activos. En R5 se cuantificó el número de nódulos efectivos en raíz principal (RP) y secundaria (RS) y el peso seco (PS) de los nódulos. Asimismo, se pesaron las raíces de estas plantas y se determinó el peso seco de nódulo por unidad de peso de raíz. En el mismo estado, se realizó una estimación indirecta del contenido de N por medio del medidor de clorofila Minolta Spad 502, el cual determina la intensidad de verde mediante una lectura no destructiva. En madurez de cosecha se recolectó una muestra de 3m2, y sobre ella se determinó el rendimiento de grano y sus componentes, peso y número de granos.

 

Resultados y discusión

Todas las plantas presentaron nodulación plena en V3 (Tabla 2), evidenciando una alta población bacteriana naturalizada en el lote. No se determinaron diferencias significativas (P>0,10) en el número de nódulos en RP y RS, afectado por la variabilidad de estos parámetros (CV de 43,6 y 42,3, respectivamente). Otras variables relacionadas a la nodulación como el PS de nódulos (Figura 2) o el PS de nódulos por unidad de raíz (Tabla 3) tampoco mostraron una tendencia clara. En cambio, los valores Spad presentaron leves diferencias (P=0,08), con el menor valor correspondiendo al testigo.

 

Tabla 2: Infectividad en V3, número de nódulos por planta en tallo principal (TP) y tallo secundario (TS), peso seco (PS) total de nódulos por planta, peso seco (PS) de raíces, nodulación específica (mg nódulo / mg raíz) e intensidad de verde (unidades Spad) de los tratamientos evaluados en el ensayo. Evaluación de estrategias de inoculación en Soja. Wheelwright, campaña 2007/08.

Tratamientos

Infectividad V3

Nº Nódulos x planta
RP

Nº Nódulos x planta
RS

PS nod x planta *

PS
x raíz *

g nódulo / g de raíz *

Unidades Spad

T1- Testigo comercial

100

14,3

30,5

1,40

2,8

0,506

45,3

T2- Desab Max DS 2 ml/kg semilla

100

16,5

15,3

0,90

2,3

0,397

46,2

T3- Desab Max DD 4 ml/kg semilla

100

15,7

33,4

1,30

3,0

0,438

47,2

T4- Desab Max DS 2 ml/kg + Curasemilla

100

16,3

31,8

1,30

2,4

0,549

45,9

T5- Desab Max DS 2 ml/kg semilla + Curasemilla + Protector

100

19,3

39,5

1,60

3,7

0,436

47,0

T6- Preinoculado Desab Max DS 2 ml/kg semilla + Curasemilla + Protector

100

22,7

25,5

1,10

2,3

0,478

45,9

T7- Inoculado en surco Desab Max 400 ml/ha

100

30,0

34,0

1,10

2,4

0,458

46,4

Valor de P

1,00

0,248 n.s.

0,306 n.s.

     

0,083

CV (%)

0 %

43,6 %

42,3 %

     

1,7 %

* Determinados en el bloque 1

Aunque no se evidenció una relación directa entre rendimiento y nodulación, los tratamientos con doble dosis (T3) o protector (T5) alcanzaron buenos parámetros de nodulación (Figura 1) que se reflejaron después en altos valores de productividad (Figura 2).

Figura 1: Número de nódulos por planta en raíz principal (RP), raíces secundarias (RS) y peso seco de nódulos por planta en el estadío R5 como resultado de diferentes estrategias de inoculación en Soja. Wheelwright, campaña 2007/08.

 

Los rendimientos difirieron significativamente entre sí (P=0,07). Los tratamientos con uso de protector (T5) o doble dosis (T3) fueron los de mejor comportamiento. Estos, y los tratamientos de surco (T7) y Rizopack (T8) superaron significativamente al testigo (T1) (Figura 2). Aún con el uso de protector, para la misma dosis de inoculante y fungicida, en este ensayo el tratamiento a la siembra (T5) se comportó mejor que el preinoculado (T6).

Figura 3: Rendimiento como resultado de diferentes estrategias de inoculación en Soja. Wheelwright, campaña 2007/08. Letras distintas en las columnas indican diferencias significativas entre tratamientos. Las barras verticales representan la desviación Standard de la media.

 

Conclusiones:

  • No se determinaron diferencias significativas en parámetros de cultivo tales como número de nódulos en RP, RS, PS de nódulos por planta, PS de raíces, o nodulación específica, medida en mg nódulo / mg raíz. La intensidad de verdor reflejó una ventaja a favor de los tratamientos inoculados frente al testigo.
     

  • Algunos tratamientos se destacaron del resto. Duplicar la dosis o usar protector incremento significativamente los rendimientos, al igual que la inoculación en el surco. Estos tratamientos alcanzaron a su vez buenos índices de nodulación, y parecerían ser los más efectivos para maximizar la eficiencia de la FBN y los rendimientos.

 

Referencias:

  • Andrade, F., H. Echeverría, N. González, S. Uhart, y N. Darwich. 1996. Requerimientos de Nitrógeno y Fósforo de los cultivos de Maíz, Girasol y Soja. Boletín técnico Nº 134. INTA EEA Balcarce, 17 p.
     

  • Diaz Zorita, M; R. Baliña y M. Fernández Canigia. 2004. Inoculación con Bradhyrizobium japonicum en cultivos de Soja. pp 7-12. En: Campaña 2003-04. Resumen de resultados de investigación y desarrollo aplicado. Nitragin Argentina S.A.
     

  • EMBRAPA. 1993. Centro Nacional de Pesquisa da Soja. Recomendações técnicas para a cultura da soja no Paraná. 1993/94. Londrina: OCEPAR/EMBRAPA - CNPSo, 128p. (Embrapa-CNPSo. Documentos, 62).
     

  • Ferraris, G.N. 2001. Nutrición: La cosecha que se lleva el carretón del lote. Revista Fertilizar, VI(24): 28-29.
     

  • Ferraris, G. 2006. Contribución del N inorgánico y de la FBN a la nutrición nitrogenada de soja en Argentina. pp 80-96. En: Experiencias en Soja 2006. Proyecto Regional Agrícola. Area de Desarrollo Rural EEA Pergamino y General Villegas. 301 p.
     

  • Ferraris, G. y L Couretot. 2006. Evaluación de nuevos desarrollos en inoculación en soja. Campaña 205/06. pp 75-79. En: Experiencias en Soja 2006. Proyecto Regional Agrícola. Area de Desarrollo Rural EEA Pergamino y General Villegas. 301 p.
     

  • García, F. 2000. Requerimientos nutricionales de los cultivos. En: Jornada de actualización técnica para profesionales "Fertilidad 2000", pp 40-43. INPOFOS, Rosario.
     

  • González, N. 2000. Inoculación e inoculantes. Fertilizar, V (21): 18-21.
     

  • Gutierrez Boem, F. y J. Schainer. Soja. Pp 283-300. En: H. Echeverría y F. García (eds) Fertilidad de Suelos y Fertilización de cultivos. Agroeditorial, Bs As. 525 p.
     

  • Racca, R. 2002. Fijación biológica del nitrógeno. En: Actas 1er Simposio de Fertilidad de Suelos y Fertilización en Siembra Directa. X Congreso Nacional de AAPRESID. pp 197-208.
     

  • Scheiner, J., R. Lavado y F. Gutiérrez Boem. 1999. Dinámica de la absorción de nutrientes en un cultivo de Soja. En: Mercosoja 99: Resúmen de trabajos y conferencias presentadas, pp 6-8. Rosario.

  

  

Biblioteca


 
Términos y Condiciones de Uso      Política de Privacidad

Copyright 2000-2014 - Todos los derechos reservados
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 506866.

 

Manos x Hermanos : Ayudanos a Ayudar
 

Buscar en el Sitio

Búsqueda personalizada

 

Olivicultura de Precisión

 OLIVICULTURA DE PRECISION
Descarga Gratuita
 
170 págs.