Nanotecnología

Grandes respuestas desde el mundo de lo diminuto

Resultados pionores
Por su potencial para transformar al agro, el INTA impulsa a la nanotecnología y muestra sus resultados pioneros: la patente internacional de la primera molécula sintética para optimizar la acción profiláctica de las vacunas.



El registro del INTA de la patente internacional de la primera molécula sintética para optimizar la acción profiláctica de las vacunas, muestra cómo la nanotecnología puede impulsar a otras tecnologías, en áreas donde la Argentina tiene una tradición productora, tales como agroalimentos, agroindustria, metalmecánica y salud. Por su potencial, el instituto y el INTI, más la Fundación ArgenINTA y la Fundación Argentina de Nanotecnología, crearon una escuela regional para formar a profesionales de varias disciplinas en esta rama y fomentar su aplicación en las cadenas de valor agroindustriales y alimentarias.
La primera molécula sintética direccionadora hacia determinadas células del sistema inmunológico permitirá formular nanovehículos para mejorar la eficiencia de vacunas, ya que optimizan su acción. Según el antígeno que se introduzca, abre una oportunidad importante para la industria farmacológica veterinaria, como plataforma de nanovacuna o como aditivo de otras vacunas, y puede hacer más económica las aplicaciones.
Juan Sebastián Pappalardo, del Grupo de Salud Animal del INTA Bariloche, fue quien ideó esta plataforma, lograda junto con Vladimir Torchilin y Tatyana Levchenko de la Northeastern University –Estados Unidos–. “El trabajo comenzó con el desarrollo de una molécula compleja que consta de un azúcar anclada a un polímero y éste, a su vez, a un fosfolípido que se inserta en el nanovehículo”, señaló el técnico. Esta molécula direccionadora se asocia a un liposoma y se obtiene una nanopartícula de 150 a 250 nanómetros.
“Dirigirla, permite que se adhiera a uno de los receptores de la célula dendrítica del sistema inmunológico”, indicó. “Esto es lo que la hace tan efectiva, porque va a la célula encargada de disparar la respuesta inmune”, dijo.
Para el patentamiento, se realizaron ensayos in vitro en células dendríticas de distintas especies, que comprobaron el éxito de la molécula. Posteriormente, junto con el Grupo de Salud Animal del INTA Bariloche, dirigido por Carlos Robles, que posee la tecnología para producir antígenos de Brucella ovis, iniciaron los ensayos en ratones y a campo de vacunación de carneros.

(Fecha Publicación: 25-Feb-2015)


Términos y Condiciones
Política de Privacidad
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 506866.